Foursquare
Trip Advisor
Google+
Facebook
RSS
Instagram
Pinterest
 

Más de cien años de historia

Las condiciones de la urbanización del Park Güell

Eusebi Güell encargó a Gaudí el proyecto de hacer una urbanización para familias acomodadas en una gran finca que había adquirido en la zona conocida popularmente como la Montaña Pelada. Su situación era inmejorable, en un entorno saludable y con unas espléndidas vistas del mar y la llanura de Barcelona. En la urbanización se preveían unas 60 parcelas con forma triangular, con una compleja red de caminos, viaductos y escaleras que salvaban la topografía del terreno. Las condiciones de construcción eran muy restrictivas, ya que solo se podía edificar una sexta parte de la parcela, y la altura y la ubicación de las viviendas no podían obstaculizar la vista al mar ni privar a los vecinos del sol. 

Parc Güell, 1900-1910, © Autor desconegut. Arxiu Fotogràfic de Barcelona
Parc Güell, 1915- 1925. © Jorge Venini. Arxiu Fotogràfic de Barcelona

Güell quería recrear los parques residenciales británicos y por ese motivo lo llamó Park Güell, en inglés.
Gaudí respetó la vegetación existente en la antigua finca, como los algarrobos y los olivos. En cuanto a la introducción de nuevas especies, optó por plantas mediterráneas con baja demanda de agua. Asimismo, ideó diversos sistemas de captación y almacenamiento de agua a partir de los sistemas de riego que conocía del entorno rural de su niñez. De esa manera, tanto la vegetación como la gestión de los recursos hídricos contribuían a evitar la erosión del terreno ocasionada por las torrenciales lluvias mediterráneas, al tiempo que ayudaban a cubrir las necesidades de agua de los habitantes de la urbanización.

 

Las etapas de la construcción del Park Güell

Parc Güell, 1934, © Lluis Solé Cullell. Arxiu Fotogràfic de Barcelona

En octubre de 1900 se comenzó a nivelar los terrenos, y las obras avanzaron a buen ritmo. El 4 de enero de 1903, una descripción publicada en el Anuario de la Asociación de Arquitectos indicaba que ya estaban terminados los dos pabellones de la entrada, la escalinata principal, el refugio para los coches de caballos, la valla exterior, los viaductos y una parte de la gran explanada, así como el sistema de evacuación de aguas. En 1907 ya se celebraban actos en la gran plaza, por lo que sabemos que la Sala Hipóstila ya estaba totalmente cubierta, y el banco cerámico que la rodea se completó en 1914.

El primero en comprar, en 1902, una parcela en el Park fue un amigo de Güell, el abogado Martín Trias i Domènech, que encargó la construcción de su chalé al arquitecto Juli Batllevell.

Al mismo tiempo, el contratista de la obra, José Pardo i Casanovas, edificó una casa muestra para dinamizar las ventas, que fue proyectada por el colaborador de Gaudí, Francesc Berenguer.

Gaudí se trasladó a vivir allí en 1906 con su padre y su sobrina. 

Poco después, en 1907, Eusebi Güell convertía en su residencia habitual la antigua casa señorial que ya existía cuando adquirió los terrenos para hacer la urbanización, la Casa Larrard. En aquellos años, y con el visto bueno del propietario, se celebraron multitud de actos cívicos en la gran plaza.

 

De urbanización privada a parque público

Las complejas condiciones de la venta de las parcelas, mediante antiguos contratos enfitéuticos, la falta de un transporte adecuado y el carácter muy exclusivo de la urbanización la hicieron inviable. A falta de compradores, las obras se abandonaron en 1914. Solo se habían construido dos de las 60 casas previstas. El parque se convertía así en un gran jardín privado, que Güell cedía para actos públicos, mientras empezaba a aparecer en las guías turísticas de Barcelona como uno de los puntos de atracción de la ciudad.

Parc Güell, 1920-1930. © Àngel Toldrà Viazo editor. Arxiu Fotogràfic de Barcelona

Eusebi Güell murió en su casa del Park Güell en 1918, y sus herederos ofrecieron al parque al Ayuntamiento, que acordó su compra en el pleno municipal celebrado el 26 de mayo de 1922. En 1926 se abrió como parque municipal. La casa de la familia Güell se habilitó como colegio público, que adoptó el nombre del pedagogo Baldiri Reixac, y la zona situada a la izquierda de la entrada se destinó a vivero de flores ornamentales para el Ayuntamiento.

Gracias a la labor de los Amigos de Gaudí, la casa de Gaudí en el Park Güell se abrió al público como Casa Museo Gaudí en 1963.

El Park Güell se convirtió así en un parque público muy apreciado por los barceloneses y en un importante foco de atracción de visitantes. Fue reconocido como monumento artístico en 1969 y fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

 

Autoría

Logo Museo de Historia de Barcelona

Textos de Joan Roca i Albert (director del MUHBA), Mireia Freixa (catedrática de la Universitat de Barcelona) y Mar Leniz (arquitecta)

 
Compra de entradas individuales
Compra de entradas Grupos Organizados
Horarios y Precios
Acceda al plano
Las preguntas más frecuentes
 
Foursquare
Trip Advisor
Google+
Facebook
RSS
Instagram
Pinterest
Los contenidos de este web están sujetos a una licencia de
Creative Commons si no se indica lo contrario